Fotos

martes, 28 de agosto de 2012

Tarta Shrek

Bueno, bueno, bueno...ya os habréis dado cuenta de qué va esta tarta, ¿no? Hasta ahora es la tarta que más fatiguitas nos ha hecho pasar y ojalá sea la última. . .
No sabíamos por dónde empezar, era bastante difícil hacer al bichejo éste. Así que se nos ocurrió esta idea. Eso sí, una condición indispensable para Roque era que apareciese la galleta de jengibre. La idea nos encantó, nos gusta Shrek y nos gusta aún más la galleta de jengibre



Os cuento lo que ocurrió con esta tarta. Una vez que la entregamos, llegó a su destino y los invitados al cumple disfrutaron de ella, la mamá de Roque nos envió unas fotos del corte de la tarta y nos comentó que había llegado un poco "destrozada". Cuando ví las fotos se me quedó  una cara así   ...¿UN POCO?...Estaba afectada por este calor y esta humedad que hay en Galicia, para que luego piensen en el resto de España que aquí solamente llueve 
En fin, creednos que preferimos no acordarnos de esto, pobrecito Shrek, acalorado, derretido y desfigurado. Eso sí, sabemos que de los errores también se aprende y ya tenemos en cuenta qué es lo que NO hay que hacer cuando hace un calor que te mueres.
Nos vemos en la próxima tarta, ¡¡besos a tod@s!!

martes, 7 de agosto de 2012

Tarta Monopoly Edición Europa

¡¡Hola de nuevo!! Hoy venimos con una entrada cuando menos curiosa. Hay gente que nos pregunta cuál es la tarta más rara que hemos hecho. Pues os diré que según nuestro orden nos tocaría estar haciendo un post de una Tarta Acordeón, pero entre las pasteleras y los clientes hemos perdido las fotos ¡¡cachis!! Así que, a continuación tocaba ésta. Lo que Carmen quería para su hermana era una tarta Monopoly, pero no cualquier Monopoly, sino la edición Europa. Y...¡¡súperimportante!! que aparezca la casilla de París. Et voilá!!
Decidimos que era mejor hacer un cuarto de tablero para que la casilla fuese más visible y, por supuesto, respetamos el color azul de fondo y las casillas doraditas. ¿A que ha quedado chulo? Qué tiempos aquellos en que yo jugaba al Monopoly...¡¡Qué abuelita me siento!! Por cierto, mil perdones a Isa, la cumpleañera, que nos olvidamos de personalizar la tarta con su nombre. Es que tenemos una edad....jisjisjis...¡Hasta la próxima!